19.10.06

GOTAS DE LLUVIA A TRAVÉS DE LA VENTANA...

A RanitA no sólo no le gustan las tortugas porque dice que huelen mal. A RanitA no le gustan muchas cosas. No le gusta salir de casa porque en la calle hay muchos peligros para ella. RanitA teme que al salir de casa, justo al pisar la alfombrilla de su puerta, le atrape una ráfaga de viento y se la lleve volando muy lejos. También teme ir a dar un paseo y ser sorprendida por una repentina tormenta, y piensa ella que qué va a ser de una pobre rana tan pequeña toda mojada, seguro que pilla una gripe sapo y ya de ahí no sale viva. RanitA tampoco sale de su tronquito tan acogedor porque teme al resto de animales, no a las moscas con las que se lo pasa tan bien, pero ai!!!! y si al salir de su huequito se topa con una lombriz???le han dicho que esos bichos se le pueden enrollar en sus patitas y llevársela al fondo del barrizal, y eso sí que sería malo...y mejor ni hablar de esos pájaros que parecen ángeles en las alturas, pero que sin previo aviso te atrapan con su pico y te llevan al peor de los infiernos...
RanitA no sólo es temerosa, también es precavida. Muchas veces, bueno, hace un tiempo (antes de que se aburrieran) llegaban a su casa animalitos que se preocupaban por ella y no querían verla en casa siemrpe encerrada. Llamaban a su puerta muy ilusionados con una semilla de trigo para invitarla a jugar, pero RanitA no abría la puerta. Nuestra amiga miraba a través de la ventana y veía a sus amigos, tan sucios, con barro en sus patitas...y les decía que otro día iría a jugar que ahora mismo estaba ocupada, se tenía que lavar el pelo. Pobre de ella si se le ocurriera abrir la puerta, la de gérmenes que le podían pegar, la de virus que podían entrar por su puerta!!! Así que RanitA no dejaba entrar a nadie en su pequeño hogar.
Los días que tenía que salir (días de fuerza mayor claro) la temerosa saltarina se enfundaba su escafandra. Una vez había comprobado que todo su cuerpecito estaba bien cubierto abría la puerta y aguantando la respiración pegaba un brinco hacia la tienda. Claro, los días de fuerza mayor eran aquellos en que su despensa estaba vacía. De camino a realizar su compra pasaba por el prado dónde había mil flores. Había leído tanto acerca de las flores...de su tacto, de su maravilloso olor...pero ella no sentía nada de eso. Apenas podía tener entre sus manos una margarita ya que la escafandra le impedía ciertos movimientos, y olerla...era imposible, el aparato que llevaba para purificar el oxígeno anulaba cualquier tipo de olor. RanitA no entendía lo que decían sus libros, aquella flor no era maravillosa, era más bien un objeto sin vida.
En estos días, de gran sufrimiento para ella, solía encontrarse con sus amigos, que con gran alegría corrían hacia ella y la abrazaban. RanitA notaba el tacto de su tela protectora y escuchaba unas voces amortiguadas por la seguridad de su casco. No entendía lo que decían sus libros; el cuerpo de los demás no era caliente, ni su aliento tíbio.
La pequeña precavida compraba lo suficiente para no salir en un mes y volvía dando grandes saltos a su tranquilo y seguro tronquito. Justo en la entrada de su casa tenia una cabina desinfectante. Dejaba allí su escafandra, se daba una ducha y ya estaba lista para entrar a su hogar.
Sentada en la mesa de su comedor vió como empezaba a llover. Pequeñas gotas de lluvia golpeaban su ventana. RanitA no entendía lo que decían sus libros, a ella el agua no la mojaba...

6 comentarios:

A.T.Q.G.B dijo...

OOOOhhhhhhh ohhhhhhhhhh
Prisiosssssssss!!

La A.T.Q.G.B (Asociacion de Tortugas Que Güelen Bien)esta poniendose en contacto con una tal rajá que saber partir piernas.

niña de azucar dijo...

suerte k esa tal rajá luego nunca aparece... XD

isabel dijo...

ala que largo! ahora no tengo tiempo lo leo luego y te pongo algo
un beso

alfis00 dijo...

me ha encantado el cuento sister... ahora bien, espero que un dia ranita superara sus miedos y saliera a jugar con sus amigos y a abrazar sin escafandra!!!
muaaaa

isabel dijo...

tia pero que bonito!
creo q todos somos un poco ranita a veces. algunos más que otros. yo de los más, lo reconozco.
un beso wapa
me ha encantado
pd: por cierto prima a ver si me concentro y te escribo un cuento de final feliz que veo que no te gustan los q acaban like la vida pispa...jajajajja
muaka!

niña de azucar dijo...

Isabel cuanta razon tienes..y k empeñá k esta tu prima con el final feliz... XD pero eske el cuento era así...así me lo aprendí yo