7.12.06

Y SI NOS VAMOS A...

Estaba RanitA en su tronquito mirando las moscas pasar. RanitA nunca comía moscas salvajes (arggg que asco) se divertía viéndolas danzar de un lado a otro y asustándolas de vez en cuando. RanitA quería salir de su tronquito, había perdido el miedo a contagiarse de cualquier enfermedad y había conocido lo que era una flor en todo su esplendor. Así que ahora debía alejarse un poco más...la charca se le quedaba pequeña.
Pues mientras observaba a las que se frotan las patitas llamaron a su puerta. De un brinco se plantó en la puerta y con una sonrisa de oreja...(¿¿¿oreja???) bueno con una sonrisa inmensa saludó a su amigo Pepe el Grillo. Pepe tenía una gran noticia; se iba a cruzar la charca, a descubrir un nuevo mundo, le habían dicho que al otro lado de la charca las hojas eran más verdes y que tus sueños se hacían realidad!! RanitA se sintió tentada, que buena oportunidad de ver mundo, de olvidar del todo sus viejos miedos...pero algo le decía que esperara..ese no era su viaje ni Pepe el mejor compañero, siempre diciéndole lo que estaba bien y mal.
RanitA olvidó este viaje y se fué de fiesta con unos ratoncillos muy majos que había conocido en el super. Entre risas y vasos de zumo de uva fermentada le dijo el más majo de los ratones que se fuera con él, cruzarían el bosque y llegarían a un prado dónde había tres charcas juntas y cientos de troncos para vivir, sería genial ir cada noche de fiesta a una madriguera diferente. Pero RanitA no creía que ese ritmo de vida fuera muy bueno para ella...así que el ratoncillo se marchó guiñándole un ojo y RanitA le respondió con una sonrisa en su mirada.
Un día estaba RanitA sentada en un banco cerca de las guindillas cuando se acercó un animalillo que nunca antes había visto. Le dijo que era una animalilla llamada Friki, que algún día le diría de qué familia venía. Empezaron a hablar del tiempo, de los colores, de las distancias y de los olvidos y así pasaron horas y horas... Friki miró hacia el cielo y como si las nubes le hubieran dicho algo se puso de pie y dijo; -Vamos a tomar un helado...¿vienes? RanitA la miró y le preguntó si irían muy lejos. Friki le dijo que no, los mejores helados estaban a la vuelta del tronco. RanitA la miró con cierta decepción y le dijo que eso era ahí mismo, que no iba a conocer nada nuevo...
-Bueno, tendrás mi compañía y conocerás mi sonrisa, no tengo nada más para darte.

...a RanitA le encantó el helado.

3 comentarios:

isabel dijo...

toma!
sin más
ahi queda eso

alfis00 dijo...

Con quien te has tomado tu helados ultimamente linda??? ;-)

niña de azucar dijo...

yo???eso preguntale a la RanitA esta...si yo no he salio de casa... :P