13.1.10

VOY DEJANDO

Como en el cuento, te voy dejando miguitas de palabras
te marco el camino para que encuentres esta casa
preparo mentalmente tu llegada,
repaso tus manos, tu boca, tus ojos
ansiosa te espero, me desespero.
Giro la espalda esperanzada...

Es entonces cuando se lanzan
silenciosos y traicioneros animales de la noche;
el miedo devora los te quiero,
las dudas corren raudas hacia los besos,
la vergüenza cual hurraca se lleva los brillantes me gustaría,
la inseguridad arrasa con los te necesito,
el silencio esconde caricias y momentos.

Y aún me pregunto... ¿cómo es que nunca llegas?

6 comentarios:

Saltinbanqui dijo...

Le has dicho que ansias su llegada? Si diciendoselo no corre rauda y veloz a tus brazos, pasa de pagina, por tu bien.
:)

p.d.Siempre podras subastarte para cenar.

niña de azucar dijo...

Saltin, la cosa es que no tengo a quien decírselo!! :P

Hipérica dijo...

¿No serás sonámbula y por la noche te zampas las miguitas que le señalan el camino?
Ais, si no existiera el miedooooorrrr. Bueno, tampoco existirían los valientes.
muaksssssssssss

niña de azucar dijo...

Jummmm y por eso me despierto así como empachada?ya decía yo...

Saltinbanqui dijo...

Cena cena cenaaaa!
XDD

Laura dijo...

jajajajja pulgarcitas estais hechas todas!!!