7.1.10

LO QUE ME DAS

Como un muelle te encoges sobre ti cuando me abrazas y me lanzas a las alturas. Desde el cielo te veo sonreírme, y la risa que me provocas explota sobre nosotras. Lluvia de caricias que nos empapa, nos cala hasta las huesos, dentro, muy adentro. Lagrimean mis manos al no tocarte, niñas mimadas y consentidas acostumbradas a tu tacto. Su llanto infantil cesa al ver como te acercas, de nuevo, otra vez, siempre.
Y cuando te acerques, cuando estés a escasos centímetros de mi piel, te diré... "Me encanta lo que me das"

¿Cómo harás entonces para no morirte por mí?

2 comentarios:

Hipérica dijo...

Pues vivir contigo..ta claro.
muaks

Saltinbanqui dijo...

Lo mas importante siempre es decirlo todo, que no se te queden palabras en los labios niña dulce.
Morir por ti, ni hablar, eso no serviria para nada. Vivir muchos años para poder disfrutar la una de la otra.
:)

p.d. Incondicional hasta a las 5 de la mañana.