16.9.06

LOS COMIENZOS SIEMPRE SON DUROS


Suele ser cierto que los comienzos son duros, pero la verdad, no esperaba que comenzar este blog lo fuera tanto...
Según las reglas internas de este nuestro blog debía empezar hoy con una entrada, no se me exige calidad ni cantidad, sólo que de una frase salga un texto.
Pues bien...esta frase acierta de pleno y el comienzo de hoy es durísimo (almenos para un alma no preparada para los excesos como la mía). Después de una largaaaa noche que incluía viajecito en coche, boda por la iglesia (sics), viajecito en bus, comilona, baile (más sics), viajecito en bus, fiesta en bar y viajecito de vuelta a casa...me he cansado sólo de escribirlo, llega el momento de ir a dormir. Dormir hora y media claro, ya que no hay más días en el año para quedar e ir todo un grupo de aventureros sin miedo a practicar eso que llaman aventura en la montaña.
Después de todo el día p'arriba p'abajo y llegar a casa con... 10 perdigonazos (no quiero jugar más al touchball snif) aún tengo valor de inaugurar este rincón.
Y la verdad...es que los comienzos siempre son duros.

2 comentarios:

Alfis dijo...

Yujuuuuuuuuu! Y no sabes lo feliz que me haces! Aunque sea duro! :-P

niña de azucar dijo...

Todo sea por su alegría, faltaría más... ;)