12.10.08

ELLA ERA CASA

Ella era feliz entre sus brazos. Sus besos acariciaban cada miedo que asomaba la cabeza, dejándolo dormido, indefenso. Ella era feliz entre sus piernas. Su piel era casa, sus manos seguridad, su aliento en su cuello, vida en la noche.
Era feliz.
Y deseó con todas sus fuerzas no despertar.

5 comentarios:

mi corazón selenita dijo...

creía que te habías emancipado. o has vuelto a "casa"?. ;)
parece que nos ponemos de acuerdo para empezar a escribir...
selene

Mul dijo...

A veces los deseos se cumplen...

Que suerte sentirte segura y feliz, aunque sea en sueños, no?

Jei dijo...

los sueños están para hacerlos realidad, no?

:)

PetitaCriatura dijo...

Los hay que buscaron la arena de la playa bajo los adoquines de París y fueron realistas deseando imposibles. Mientras haya sueños y soñadores, hay vida.

Y luego viene aquello de tener cuidado con lo que se desea.

Saltinbanqui dijo...

Pero al final despertó...
:)