28.7.10

PARECE QUE SIEMPRE SON LAS 2 AM

Todo fue pasando mientras miraba hacia otro lado.
Cuando se quiso dar cuenta tenía al futuro pegado a los talones.
Y ahora tiene sueño, y sueña poco
así que duerme mucho para darle esquinazo a la realidad.
Aprendió que la tranquilidad se la tiene que ganar una a pulso
y que los fantasmas
no tienen compasión.

Buenas noches con todo el sentido que pueden tener.

3 comentarios:

Aire dijo...

la crueldad de los fantasmas llega a ser aterradora, sí...

Mul dijo...

Deshagamonos de los fantasmas!!!

Laura dijo...

hay uno en mi armario!!!!