25.1.07

DUDAS

Dudo de tantas cosas que no sé por dónde empezar. Me cuesta tanto estar segura de algo que incluso dudo sobre si de verdad dudo tanto. Pero tal vez esa duda sea la más importante de todas, a través de ella he descubierto que las dudas no son tal; el miedo se disfraza de ellas para impedir dar un paso adelante. Entonces no dudo, simplemente tengo miedo. Miedo, ¿a qué? a todo; al paso del tiempo, a que el tiempo no pase, a ser lo que no quiero, a querer lo que no soy, a que no aparezcas, a que aparezcas y no te vea...
Tengo miedo a muchas cosas, y dudo de mí misma más de lo que debería, pero respiro hondo y me lanzo. La sensación de ver el abismo pero armarse de valor y saltar, aunque los pies se nieguen, pero la cabeza insiste en que es tu camino. No puedes echarte atrás, no cada vez que algo te haga temblar. Salté de 12 metros, con chaleco salvavidas claro, me dejé el culo en el río, pero salté. Tengo miedos, más o menos como todo el mundo, pero no soy cobarde. No me da miedo mirar a los ojos, decir las verdades, mentir por buenas razones, darte la mano, pedir perdón, dar las gracias o buscar en mí lo que dice el corazón. No me da miedo sufrir ni esperar mi momento. Es más, tampoco me da miedo ser feliz.

Pero... me da miedo que no me encuentres porque dudes de que soy yo.

1 comentario:

ISABEL dijo...

SI DUDA SI ERES TÚ, NO ES ELLA. ;)
ESO SEGURO.
NO TENGAS MIEDO, AHORA EMPIEZA LO BUENO, YA LO VERÁS!
MUUUUUUUUUA!