12.12.10

TEMBLAR

Te miro y deseo hacerte sonreír desde dentro
eliminar tus miedos
iluminar un poco esa oscuridad
que de ti se va apoderando.
Intento hacerme cargo de una responsabilidad
que nadie me ha otorgado
yo me lo guiso yo me lo como
y es que miro tus ojos cansados
y a mi me tiembla el alma.
Hacerte feliz, siempre el mismo anhelo.
Pero cómo voy a hacerlo...
si estos 21 gramos cada día me pesan más,
si los arrastro en silencio
junto con el lastre que nadie va a ver.
¿Cómo puede salvar quién hace tiempo que ha caído?

2 comentarios:

Hipérica dijo...

La necesidad de salvar, salva tu caída.
muaaaaaaaaaa

DANI dijo...

Levantándose Niña Dulce, levantándose. Desde el suelo no podemos ayudar a nadie ;)

Besos derechos