18.4.10

DE AQUÍ Y DE ALLÍ

Yo queriéndome hacer invisible
y sólo llego a transparente.
No necesitan salir palabras
ni quejidos, ni lamentos
una mirada y me ves por dentro,
transparente mi piel, las miradas,
los huesos y los besos
que se quieren ocultar
a ambos lados de tu boca.


"Tal vez era, en definitiva, una persona que dejaba escapar las cosas más importantes de la vida mientras se quedaba con un montón de cosas insignificantes. Lo pensaba a menudo. Y, cada vez que le sucedía, su corazón se hundía en un agujero falto de calor y de luz."
Sauce ciego, mujer dormida

7 comentarios:

DANI dijo...

Mientras iba leyendo este texto me iba haciendo pequeñito, pequeñito...

Que bello.

Besos traslúcidos

Saltinbanqui dijo...

Tal vez...

:)

Hipérica dijo...

Tal vez..las cosas más insignificantes son las más importantes de la vida..tal vez..
muaksss

El Diván dijo...

Comprender una mirada, es no escuchar una larga explicación.

Las cosas más simples, terminan siendo las cosas más extraordinarias, sólo basta prestar un poco de atención...

Mul dijo...

Por supuesto que hay que disfrutar de las cosas insignificantes de la vida, pero yo estoy segura que si algo es importante, no pasa como insignificante por la vida...

I'm sure..

Hipérica dijo...

Mul, muchas veces no sabes lo importantes k son hasta que dejas de tenerlas..y suele pasar con las insignificantes.

Laura dijo...

Me gusta!
Me gusta!
Me gusta!